ME RINDO

 

 

 

Amado Ser me rindo a la sabiduría, a la inspiración y canalización sobre aquello que hay que tomar conciencia cada día. Me dejo llevar con mente abierta y corazón.

Sé que son los pasos necesarios escuchar la revelación, al Maestro Interior.

 

Sin expectativas, sin deseo, observando el impulso se va tomando conciencia de todo lo que es el Uno y eso es agilidad que no retiene el pensamiento, es energía en libertad que sólo contiene elementos de que no hay limitación, ese es el entendimiento.

Como puedes apreciar la mente está condicionada, está la capacidad de pensar pero hay que saber guiarla, porque si no su potencial se desborda y hay que frenarla.

 

Me rindo ante ti, me suelto, me aflojo, me dejo llevar y siento que no hay dos, no estoy yo y estás tú,  yo dejo de ser yo para Ser simplemente, el ti mismo, la consciencia de ser. Y observo que cuando dejo de ser yo, cuando dejo de apostar por la personalidad, cuando no me aferro al ego y dejo de escuchar a la mente, me descubro siendo.

Tan sólo un instante y nuevamente surge el personaje, ya no quiero pelearme, me dejo llevar, me rindo.

Cuando te rindes y sueltas, aflojas toda presión, el canal se vuelve limpio y se expresa el corazón. La mente no es protagonista porque lo hace el Amor, la mente queda al servicio de una nueva vibración. Y no lo sabe la mente, lo intuye el corazón, es la certeza interna, es el Maestro interior. Es quien vive la experiencia, Unidad sin división.

Cuando realmente por un instante te observas siendo y no lo puedes mantener porque te atrapa esa red tan sutil que juega contigo.

Observa el juego, no te identifiques, respira y atiende y cambia los grises por la luz dorada y eso es rendirse. No hacer fuerza, no empeñarte, dejarte llevar, soltar es avance. Si nada retienes vives la fragancia, sientes el ritmo caminas con alas, todo es flexible porque nada agarras. Quiere decir que la mente habla, tiene su estructura, pero no sabe nada,  quien realmente sabe es la luz dorada, no tiene conceptos y esas son las alas, que nada retiene en cada palabra, pues es vibración de Unidad Sagrada.

Qué fácil resulta esta comprensión, no tiene hendiduras ni hay ningún control, respiras y observas y hay atención, te impregnas de todo y es bendición, no hay dualidad, sólo vibración.

Son toques y toques de atención que tenemos para darnos cuenta, para descubrir y reconocer que todo está dentro.

Realmente es verdad el interior es el centro.

Una respuesta to “ME RINDO”

  1. Una forma de RENDICIÓN es el TI MISMO , TIMO-MISMO . Si somos UNO con EL no hay TU-YO, CIELO-TIERRA, RENDIDO-VICTORIOSO.
    ¡ En la síntesis del SER ” ( TETRADA SAGRADA ) ” esta el secreto del cosmos ! .


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: