EL LENGUAJE DEL AMOR

 

 

 

 

Podemos reaccionar por impulsos pero antes de hacerlo ¿pensamos si favorecemos o dañamos?

 

 

Si queremos que algo cambie en nuestra vida tenemos que ser conscientes de cambiar nuestro lenguaje, por qué no comenzar ahora con el lenguaje del AMOR, elijo el lenguaje del Amor.

 

Decir las cosas a la otra persona habiendo escuchado y medir las palabras después de unos minutos de silencio nos hará comprender qué consecuencias puede tener una reacción nuestra. Por qué herir? no es necesario. Por qué ofender? no hace falta, si algo te molesta del otro díselo desde tu corazón, verás como no dañas.

 

Quizás no sea fácil porque saltamos con mucha facilidad, pero con un poco de consciencia en nuestra forma de actuar podemos evitar las situaciones que hacen sentir mal, como decimos con mal sabor en la boca.

 

Respetar al que está hablando sabiendo escucharle, no interrumpirle constantemente, tiene algo que decirnos, por qué no valorar sus palabras, es importante, abrirle el corazón y ser prudentes.

 

El lenguaje del Amor no está pendiente de las cosas ya pasadas, vive el momento y disculpa todo malentendido, no está ciego sabe comprender por qué, se dijeron esas palabras y así siempre tiende la mano hacia el perdón, aunque en esencia sabe que no hay ofensa, pero tantas veces el ser humano necesita pedir perdón y sentirse perdonado.

 

El lenguaje del Amor hace que haya una comunicación grata donde no tengas que echar nada en cara, donde no haya ironías ni malas formas, ni segundas intenciones, ni palabras con contenidos que no dejan claridad al pronunciarlas.

 

El lenguaje del Amor no necesita tener razón, ni luchar por mantener tus ideas, ni imponerte, ni estar por encima, no tiene que demostrar nada, no tiene que justificarse, no tiene que defenderse con reacciones de ataque.

 

El lenguaje del Amor está basado en los sentimientos, ama y escucha la voz del alma, cede porque lo siente así, susurra porque al levantar la voz ya interviene el ego y puede serenarte, si gritas te alejas, te separas y el otro no puede escucharte.

 

El lenguaje del Amor no tiene segundas intenciones, ni indirectas, es transparente, no complica nada, no necesita explicaciones, ni justificaciones, porque es lúcido, claro, está lleno de riqueza y sus palabras te envuelven.

 

El lenguaje del Amor va directo al corazón y dice lo que tiene que decir, se expresa llanamente y humildemente, con pocas palabras y no se repite, jamás juzga, ni culpabiliza, ni se aprovecha de jugar con sus emociones.

 

El lenguaje del Amor es sincero y no tiene dudas, no presupone las cosas, pregunta y le gusta aclarar lo que desconoce y respeta por eso tiene la certeza de que no hay suposiciones, porque no hay muros que se hayan puesto por desconfianza del otro.

 

El lenguaje del Amor no necesita demostrar nada, se relaciona con los demás y a cada uno nos da la oportunidad cuando lo utilizamos de crecer, de comprender, de tolerar, de disfrutar, de amar, de sonreír, de conquistar, de presenciar, de aprender, de valorar, de saber, de abrazar y de poder perdonar.

 

En el lenguaje del Amor no existe el miedo, ni diferencias, ni pone frenos, no se desespera, no te pone velos y tú lo escuchas en el silencio.

 

 

Una respuesta to “EL LENGUAJE DEL AMOR”

  1. Con que claridad lo expresas !!! La especie humana está llamada a vivenciar ese lenguaje para salir de la crisis que tanto daño hace


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: